Avisar de contenido inadecuado

¿Quieres leer más rapido? (I)

{
}

Creo que no hay persona en el mundo que rechace esta propuesta, ¿pero es posible?, ¿leer más rápido acaso no medra mi comprensión?, ¿es necesario ser veloz en estos tiempos?, ¿cuánto me costaría el curso?..

 Te respondo:

Es posible, .

Leer rápido disminuye tu comprensión, no.

Hoy en día tenemos que ser veloces, .

Sobre el precio del curso te digo que no vas a gastar un solo centavo, aunque podrías tomar un curso si es tu deseo... yo te voy a dar el nombre de una página en donde tendrás uno de los mejores cursos virtuales en castellano (completo y sin abonar un céntimo).

 Claro que es posible aumentar tu velocidad de lectura (silenciosa  o de estudio) y ello no es producto del optimismo, sino se basa en estudios científicos sobre los procesos que intervienen en la lectura (1) y uno de ellos se refiere a los procesos perceptivos. Además, no solo es la teoría científica la que me hacer estar sumamente seguro de ello, sino los resultados extraordinarios que he visto en mis alumnos (desde los 6 años  hasta adultos).

 Leer rápido no disminuye tu comprensión, por el contrario, mejora tu atención y concentración y ello va en beneficio de  tu comprensión (2). Leer rápido implica ver la palabra como un todo (método gestáltico o visual) y a través de un entrenamiento sencillo podrás leer no una palabra sino un grupo de palabras o sintagma... Para no complicarte las cosas, vamos a un ejemplo y tú mismo saca tus conclusiones.

 No mires una sola palabra de la siguiente lista, ve las dos (o más)  como si fueran un todo, pero no una y te recomiendo que coloques tus dedos índices al comienzo y al final de la expresión y... ve el todo (esos son los sintagmas)  y accede al significado:

El perro

Las maletas

Madre abnegada

Estudios de lectura

Miel de abeja

Amo a mis padres

Te doy mi corazón

 ¿Se pudo?, tú tienes la respuesta.

 Cada frase es un sintagma, en otras, hay más de un sintagma, pero cada una de ellas me transmite una idea completa (no necesariamente una oración) y como verás el contexto de cada frase permite que tengamos el significado exacto de tal o cual palabra. En "estudios de lectura", por ejemplo, tenemos que la primera palabra tiene hasta 11 significados, pero el contexto determina "el esfuerzo que pone el entendimiento aplicándose a conocer algo", y en el caso de "de" podría ser más complicado aún porque esta preposición por sí misma carece de significado, sin embargo, el contexto hace que se refiera a la sexta entrada del diccionario de la RAE, "asunto o  materia".

Cuando el alumno lee palabra por palabra, no lee ideas (sintagmas), lee palabras con muchas acepciones y su memoria de trabajo tiene que reconstruir las palabras del contexto y ello, con mucha facilidad hace que pierda el hilo temático y se niegue el acceso a los significados. Le voy a dar uno de los ejemplos que más uso para explicar por qué la velocidad  lectora mejora la comprensión:

 PRIMERA PARTE

Imagine que usted maneja un automóvil a 50 kilómetros por hora, y responda lo siguiente: además de conducir, ¿podría conversar amenamente con su copiloto?, ¿podría mirar a los costados?, ¿podría beber una cola?, ¿podría comer un sándwich?, ¿podría usar el teléfono?

 SEGUNDA PARTE

Ahora, usted maneja a 120 kilómetros por hora, ¿podría realizar todas las actividades anteriores sin ningún problema?

 Mientras que en el primer caso sí se puede, en el segundo ya no... Es peligroso. Cuando manejaba a 50, la conducción era casi "mecánica", en cambio, al manejar a 120, mi conducción era "consciente" y mis niveles de atención y concentración aumentaron y se centraron en el acto en sí: no pude hacer otra cosa o me mataba. Durante la lectura lenta, el lector puede hacer muchas cosas y con mucha facilidad se desconcentra y se sale del texto (por eso,  a veces "leemos" una página completa y no entendemos ni jota), en cambio, al leer con más velocidad (200 p.p.m a más) nuestra concentración y atención llegan a sus niveles máximos  y la lectura se convierte en la única actividad  que realizamos y los procesos cognitivos nos permiten la construcción de significados.

Por otro lado,  leer sin velocidad y palabra por palabra es negarnos la posibilidad de convertirnos en lectores consuetudinarios y tan solo conformarnos con leer lo necesario o por obligación. El problema de la pobreza lectora tiene su origen en el método alfabético con el que la mayoría aprendimos a "decodificar" (primero vocales, luego sílabas, frases, oraciones, proposiciones), sin embargo, creo que este método se debe dejar de lado a partir de los 8 años y emplear estrategias de lectura visual o gestáltica. En realidad no costaría mucho hacer un programa para dejar de lado la decodificación y acceder a la lectura comprensiva.

 (Continúa)

(1) CUETOS Fernado, Psicología de la lectura, editoria Escuela Española, Madrid 1999

(2) GONZÁLEZ  Carmen, Comprensión lectora en niños: morfosintaxis y prosodia en acción, Universidad de Granada, 2005

 

Manuel Urbina

www.lecturave.blogspot.com

 

{
}
{
}

Deja tu comentario ¿Quieres leer más rapido? (I)

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre