Avisar de contenido inadecuado

Podemos leer más rápido sin que ello afecte nuestros procesos mentales

{
}

Para explicar la interacción entre la lectura y la mente vamos a utilizar el ejemplo de la conducción. Si vamos en un coche y aceleramos de 80 Km/h. a 180 Km/h. nuestro cerebro se ve obligado a "adaptarse" a esa nueva velocidad y a asimilar la información más rápido. Si después disminuimos a 120 Km/h., el cerebro nos da la sensación de que vamos mucho más lento. La razón es que al acelerar, nuestro cerebro se ve obligado a captar más información en menos tiempo; por lo tanto al desacelerar le sobra tiempo de percepción y capta más detalles. Bien, eso mismo ocurre si lo aplicamos a la lectura: cuando incrementamos la velocidad de lectura, la mente se adapta a asimilar más información en menos tiempo.

Lee más en:

http://www.bircham.info/index.php?option=com_content&view=article&id=212&Itemid=263

 

{
}
{
}

Deja tu comentario Podemos leer más rápido sin que ello afecte nuestros procesos mentales

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre