Avisar de contenido inadecuado

La fluidez es el nudo gordiano de la habilidad lectora

{
}

De acuerdo al modelo de Chall (1996b) una vez que el lector inicial ha a prendido las correspondencias grafema-fonema, su interés se centra en la automatización de la habilidad de la descodificación. Se trata de consolidar este aprendizaje para permitir el paso de "aprender a leer a leer para aprender" (Challs, Jacobs y Baldwin, 1990). La fluidez se convierte así en un prerrequisito para el éxitos en el principal objetivo de la lectura: la construcción del significado (Allinton, 1993;  Samuels, 1998;  Schreiber, 1980).

Cuando un niño es incapaz de leer un pasaje adaptado a su edad con una descodificación precisa, sin esfuerzo, y una palabra tras otra con una expresividad adecuada, uno entiende por qué la fluidez lectora es esquiva y fascinante. Kameenui y Simmons (2001) esbozan una metáfora elocuente afirmando que para muchos maestros , investigadores y niños, la fluidez es el nudo gordiano de la habilidad lectora; su simplicidad y elegancia revelan su complejidad.

GONZÁLEZ TRUJILLO, M. Carmen. Comprensión lectora en niños: morfosintaxis y prosodia en acción.  Tesis doctoral Universidad de Granada, pág. 72,  2005.

PD. Puedes bajar la tesis completa en:

http://hera.ugr.es/tesisugr/15808932.pdf

{
}
{
}

Deja tu comentario La fluidez es el nudo gordiano de la habilidad lectora

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar Tu nombre